Dortuguês Italiano Deutsch English Dortuguês Italiano Deutsch English

Introducción General

Luces para la Ciudadanía Global nace con el propósito de crear una conciencia crítica a los jóvenes de hoy en día. Vivimos en un mundo globalizado, más interconectado que nunca, con un bombardeo continuo de información que ni asimilamos ni nos llevan a la causa del problema.

Nos han inculcado que vivimos en el mejor de los mundos y que este no tiene alternativa posible. Sin embargo a diario nos percatamos de las grandes injusticias con las que vive gran parte de la población, situaciones que dejan en evidencia que el mundo que hemos construido ni es el mejor ni puede sostenerse por mucho tiempo más.

Este proyecto pretende, a través de una serie de actividades, hacer reflexionar a los estudiantes sobre el mundo en el que viven y, sobre todo, que a través de su percepción sobre los problemas que nos rodean puedan participar de la transición hacia un mundo mejor. En palabras de José Luis Sampedro “apelar a la educación para ser mejores, y no para producir y consumir”.

Las actividades se estructuran en cuatro ejes temáticos: medio ambiente, derechos de infancia, discriminaciones y migraciones.

Medio ambiente: La sociedad del consumo está llevando a la autodestrucción del planeta. En primer lugar, vivimos en un mundo de recursos finitos y por lo tanto no podemos producir y consumir indefinidamente. Por citar un ejemplo: si todo el planeta necesitara los recursos que consumen los Estados Unidos harían falta 4,16 planetas para satisfacer la demanda(*). La producción de bienes de consumo, no sólo acaba con la biodiversidad y recursos necesarios para la generación de vida en el planeta, sino que también contamina de manera sistemática nuestro entorno al habernos convertido en una sociedad de usar y tirar.

(*) http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-201926-2012-08-27.html

Otro gran problema que amenaza al medio ambiente es la dependencia de los combustibles fósiles (petróleo y gas) del sistema energético actual. Su extracción genera grandes cantidades de emisiones de CO2 a la atmósfera, dañándola gravemente y contribuyendo a la generación del cambio climático.  Además, tanto el petróleo como el gas, son combustibles cuyo fin está cerca (apenas 30 o 40 años) por lo tanto es urgente iniciar una transición hacía las energías renovables.                

Las actividades que se proponen en este eje temático pretenden concienciar a los estudiantes de la escasez de recursos que vive el planeta y hacerles reflexionar sobre la necesidad de adoptar formas de uso más responsables. Y al mismo tiempo transmitir como gran parte de la población mundial tiene serías dificultades para acceder a recursos básicos para la vida.

Migraciones: las migraciones han existido y acompañado al ser humano desde su origen. Actualmente, según datos de la ONU, en torno el 3,2 por ciento de la población mundial se ha trasladado a vivir a un país distinto del que nació. La principal causa de esta movilidad es la desigualdad ya que “en un mundo desigual en el que las enormes diferencias de renta entre países son bien conocidas, el fenómeno de la emigración no es una casualidad, ni un accidente, una anomalía o una curiosidad. Es sencillamente una respuesta racional a las grandes diferencias en el nivel de vida”.(*)

(*) Milanovic, B, 2012. Los que tienen y los que no. Una breve y singular historia de la desigualdad global. Madrid, Alianza Editorial

En definitiva, la persona que se moviliza no lo hace voluntariamente, sino motivada por una necesidad que puede surgir en diferentes contextos: guerras, desastres medioambientales, explotación de los recursos, acaparamiento de tierras, hambrunas…

Las actividades que se incluyen es este eje temático tienen como objetivo que el alumnado comprenda los motivos por los cuales las personas se ven obligadas a migrar y también que reflexionen sobre las causas que han creado las situaciones y condiciones  injustas que se viven en los países de origen.

Discriminaciones: la discriminación se entiende como tratamiento desigual hacia las personas debido a su pertenencia, creando rechazo o exclusión. Para la comprensión de este concepto es necesario asimilar el concepto de grupo normativo. Este es el grupo social, generalmente mayoritario, con capacidad para imponer los valores e ideales predominantes en una determinada sociedad, convirtiéndola en la cultura hegemónica.

Estereotipos y prejuicios no necesariamente  son causa de discriminación, pero pueden llegar a serlo cuando los elementos característicos del grupo social son utilizados para justificar su inferioridad y fortalecer el poder y privilegios del grupo dominante.

Hay muchas maneras en las que la discriminación afecta a las personas y grupos sociales: racismo, sexismo, homofobia, intolerancia religiosa…pero también son formas de discriminación la pobreza económica e la imposibilidad de estudiar o recibir una educación de buena calidad.

Las actividades de este eje buscan dar conciencia al alumnado para crear una sociedad justa, libre, equitativa y solidaria. Y también empezar a reflexionar sobre los estereotipos y prejuicios que hacen parte de nuestra cultura y que de alguna forma compartimos con ella, con el fin de ser ciudadanos y ciudadanas capaces de desarrollar todo su potencial, en el respeto e intercambio con los demás.

Derechos de la infancia: estos derechos son un conjunto de normas de derecho internacional que protegen a las personas hasta determinada edad. Varios documentos consagran los derechos de los niños, como la Convención de los Derechos de la Infancia (1989), considerado el primer tratado universal y multilateral que considera a las niñas y a los niños como sujetos de derecho y no como objetos pasivos  del derecho a ser protegidos. También  se establecen 3 grupos de derechos, conocidos como las “3ps”: derechos de protección, provisión y de participación. Sin embargo, a pesar de la universalidad y carácter vinculante de los derechos, no se ha conseguido que estos se cumplan efectivamente en todos los países.

Las actividades de este eje temático pretenden crear conciencia a las generaciones más jóvenes sobre aspectos como la justicia internacional y el respeto a los Derechos Humanos fundamentales. Esto adquiere más importancia al referirnos a los derechos de la infancia, en tanto se hace consciente al alumnado de sus propios derechos y de la situación de vulneración de estos derechos en el mundo

En definitiva estamos proponiendo una formación en valores de ciudadanos globales, ya que el nuevo contexto de mundo globalizado demanda a la comunidad educativa nuevas herramientas pedagógicas. Aspiramos a que las actividades de este programa educativo se utilicen para empoderar al alumnado, animándoles a encontrar sus propias soluciones y conclusiones sobre los temas tratados, siendo el profesor/a un acompañamiento y guía para el proceso educativo, en lugar de una fuente de respuestas ya cerradas y definitivas. Esperamos que nuestras propuestas didácticas resulten de utilidad y ayude a construir una ciudadanía global.

Volver